orar

2 Responses to “Si pruebas…te gustará”

  1. Marta comenta:

    Rogelio, hemos utilizado tu imagen para un cursillo de oración, pero la hemos modificado un poquito. Muchas gracias por la labor que realizas y por compartir tu don.
    La puedes ver en http://www.josefinas-trinitarias.org

  2. Fernando Vidal comenta:

    Orar: tan fácil y tanto… Tan fácil… La oración, como el sabor y tacto de una galleta, es placer de niños y sencillos. Una galleta sólo tiene auténtico sentido en la mano de quien la toma con humildad, transparencia, simplicidad. La oración habita con naturalidad enTodo, transforma cada cosa en ofrenda a Dios. Uno está desayunando por la mañana, calmado, a punto de empezar el trajín del día, y su pensamiento se va a Dios igual que mira un niño a su madre mientras desayuna. Y de repente la galleta “oreo” se convierte en “orar”, igual que toda la creación se convierte en oración, entrega, ofrenda. Da tanto… Nos das tanto con algo tan sencillo… Un rezo capaz de ser dicho por un niño, rezo sólo posible de decirse si eres sencillo como un niño.

Leave a Reply